Hay pesos que te fascinan y ligerezas que detestas.

Hay pesos que te fascinan y ligerezas que detestas.