Nada más rico que despertarse con resaca y tomar agua fría, muy fría.

Nada más rico que despertarse con resaca y tomar agua fría, muy fría.